Nuevos Productos

Rizos perfectos a la vieja usanza

Rizos perfectos a la vieja usanza

Después de muchísimos intentos aprendí cómo hacerme ondas playeras con la plancha del cabello. Bueno, más o menos. Pero estoy lejos de volverme una experta en los rizos perfectos… o de hacerlos como dios manda, por lo que cuando encontré estos “tubos”, Magic Leverage, quise probarlos de inmediato.

Yo no soy de peinados sofisticados así que algo TAAAN fácil fuera realidad me sonaba sospechoso. Bueno, pero vámonos por pasos.

Lo que dice la marca

“Realice sus rulos fácilmente, cambia tu look en un instante. Deje de gastar dinero en el salón de belleza, haga sus propios rulos en la comodidad de su hogar.

“Este producto protege su cabello, resiste altas temperaturas y es lavable, se usa con el cabello húmedo, para mejores resultados espere 30 minutos o seque con pistola de secado.

– Rizos de salón en la comodidad de su hogar.

– Puede utilizar los rizadores de cabello en frío.

– Use la secadora para mejores resultados, son resistentes a altas temperaturas.

– Lavables.”

Lo que digo yo

Bueno, primero, no entendía bien cómo funcionaban, porque lo que tenía era esto:

Y pues, básicamente, ¿¡qué diablos?! No me quedó más remedio que ver tutoriales, je. Este en particular me ayudó mucho:

Así que ahí voy de valiente.

Primero, averiguar cómo se metía el gancho en el rulo. ¡Lo logré!

Hay que jalarlo bien para que el gancho, que va a ir hacia el cabello, quede libre.

La verdad al principio me costó trabajo. Hasta se me enredó uno y casi me muero del susto de pensar que iba a quedarse ahí para siempre e iba a tener que cortar el mechón. Ya saben que luego una es medio catastrófica. Sólo toma un mechón, enróscalo en el ganchito y jala. Verás que el “tubo” se puede enrolar mucho o un poco menos, acomódalo como te lata.

 

TIP: Como podrán ver, mi cabello estaba medio seco, así que humedecí el mechón que iba al rulo con protector térmico. No olviden usarlo.

 

Mi cabello no es largo, así que aproveché el más pequeño para ver cómo funcionaba y fue perfecto.

Lo siguiente que tienes que hacer es secarlo.

¿Y qué sigue? Pues tomar la base del tubo y sacar, es decir, jalar hacia abajo. Vean la diferencia entre mis “rizos” secados al aire y los que resultaron de tubo. Hasta se ve más brillante.

Debido al calor no hice toda la cabeza y terminé haciéndome un chongo sexy con mis rulos. Pero lo que digo yo es que sí funcionan, son muy fáciles de utilizar. Puedes acomodarlo con los dedos para que quede más sueltito.

Seguramente estarán ansiosas pensando: “ajá, ajá y ¿de dónde los sacaste?” Y los saqué de aquí: Magic Leverage. (Den clic en la liga).

¿Los volvería a utilizar? ¡Claro que sí!

Se los recomiendo.

 Por Cris Mendoza 

visita mi blog "Belleza & Estilo de vida"