Nuevos Productos

Medio ambiente: pequeñas acciones que hacen diferencia

Este mes se ha celebrado el Día Internacional del Medio Ambiente y no queremos dejarlo pasar. Justo hace un par de días pensaba en la importancia de conservar el agua porque ¡mi fregadero se rompió!

 

Vean este video

 

Lo peor es que, ¿saben?, YO sabía que se tiraba el agua (porque había visto una ligera fuga) pero fue hasta que se convierte en casi fuente que me asusté: olía a humedad, el mueble se estaba arruinando y ¡todo el agua que se desperdiciaba! No pude postergarlo más y llamé a un plomero.

 

¿Se fijan hasta qué grado lo postergué? Muy mal yo.

 

Todos tenemos una “huella ecológica”, ¿has escuchado hablar de esto? Son las consecuencias de nuestras acciones individuales que, queramos o no, impactan a un nivel mayor en nuestra planeta. Por ejemplo, la electricidad que utilizamos,  la manera en que comemos, nos transportamos y sí, el agua que tiramos.  

 

LA ELECTRICIDAD

Es muy fácil dejar la luz prendida, la computadora “dormida” y utilizar el micro a la mayor provocación. Ah, claro, también tener electrodomésticos antiguos que jalan un montón de luz. Por supuesto, ni nos imaginemos de cuánto tenemos que pagar bimestralmente. Si pudiéramos todos tener hogares con energía solar sería una maravilla, pero lo que sí podemos hacer es apagar los focos ahorradores cuando no los utilizamos.

 

También existen opciones electrónicas para ahorrar energía.

 

CONTENDEDORES Y ALIMENTOS

Yo pongo la mano porque cómo genero basura. ¿Se fijan las cajotas enormes en las que viene prácticamente todo? Así que elige las bolsas de tela para el súper, los moldes reciclables, el vidrio y sí, también los alimentos menos procesados, ¡más naturales!

 

Hay tiendas increíbles como Lush, donde los frascos son reciclados ¡por ti mismo! Si llevas cinco botecitos te los reciben ¡y te llevas cositas gratis como agradecimiento!

 

Y, compra buenas opciones de moldecitos para llevar comida. Por ejemplo, ¿una licuadora/vaso? También puedes utilizar siempre frascos que cubras de manera adecuada para el refri y hasta para la oficina, hay muchas opciones increíbles.

 

RECICLA... ¡LO QUE SE PUEDA!

Sí, quizá las servilletas blanquísimas lucen más hermosas, pero opta por las recicladas. También procura no utilizar desechables y ¡separa la basura! Busca contenedores de productos electrónicos (hasta hay para celulares). El punto es que cada acción cuenta. Podemos no dejar huella, ¿sabías? Claro, esto requiere de mucho compromiso y trabajo, pero las pequeñas acciones cotidianas cuentan muchísimo, ¡así que no las minimices!